martes, 28 de enero de 2014

Podemos, si, pero...¿queremos y sabemos?

Voy a intentar no encabronarme más con las aventuras y desventuras de "las izquierdas".
Ya bastante nos toca sufrir con la derecha enfrascada en esta revolución neoliberal que pagamos en nuestras carnes precarias y nuestros mismos derechos, avanzando hacia la implantación del Estado del Malestar.
El caso es que, día si día no, surgen nuevas iniciativas que se proponen como LA solución al fraccionamiento que ha caracterizado, desde siempre, a las izquierdas.
Entre las últimas operaciones con mayor eco mediático están la iniciativa Podemos o el anuncio de una "revolución democrática y social" que será impulsada próximamente desde IU.
Pero tampoco debemos olvidar los intentos por promover un Frente Cívico, o impulsar Asambleas Constituyentes para una revolución ciudadana, o las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción, o la Convocatoria Cívica, o las Alternativas desde Abajo...
Sin contar con las muy variadas agrupaciones políticas que, en los distintos territorios, combinan el pensamiento de izquierdas con mayores o menores dosis de nacionalismo, y dejando a un lado también a la llamada ecología política o al Partido X, a cuya ubicación en el tradicional esquema de derecha/izquierda se resisten.
Todas las iniciativas mencionadas se declaran "unitarias" y "participativas", todas se pronuncian por "otra forma de hacer política".
Vaya por delante nuestro máximo respeto a todas y cada una de ellas.
Parafraseando el nombre de una de esas iniciativas, no tengo ninguna duda de que PODEMOS, de que es posible respetar y hacer compatible la diversidad del pensamiento de las izquierdas con la necesidad obvia de acordar un programa común, que probablemente no satisfará por completo a ninguna de las partes pero nos permitirá reconocernos en torno a él a muchas personas, a una mayoría social imprescindible para impulsar los cambios sociales urgentes y necesarios.
Tampoco tengo dudas sobre la posibilidad de acordar listas comunes o, mejor aún, llevar a cabo primarias abiertas para que sean los ciudadanos y las ciudadanas quienes decidamos las listas electorales.
Probablemente, y especialmente para los paladares más exigentes, ambas cosas serán insuficientes para producir un "cambio de régimen" o para acabar de golpe con el capitalismo. Aunque no se me ocurre otro camino posible para avanzar hacia esos objetivos que comparto, salvo que creamos en los milagros.
Así que, en mi opinión, es -al menos teóricamente- posible y, desde luego, deseable.
Pero, para avanzar en ese camino de unidad -o, al menos, de alianza- me parece imprescindible que exista una voluntad sincera de las partes, que ha de estar hecha de generosidad, de humildad y ausencia de afán de protagonismo, de una cierta forma de entender el poder que consiste en repartirlo, compartirlo y no acumularlo.
Y, de la misma forma, o para llegar hasta ahí, hace  falta también una capacidad de escucha activa, de respeto mutuo, de habilidades sociales para la negociación y el acuerdo, para la construcción colectiva y el trabajo en equipo, que tampoco veo yo en quienes se pronuncian por la convergencia de las izquierdas.
Podemos, si, pero...¿queremos y sabemos?

9 comentarios:

  1. Enhorabuena por el post sobre la izquierda sociológica, digamos. Ay el querer, poder, saber; es tan sencillo de pensar y tan lejano....Sigo creyendo en el trío de palabras pero ahora habría que añadirle una más: motivación. Es necesaria desde las personas que trabajamos con personas. La motivación es indispensable ahora para que se produzca ese "querer" que todos ansiamos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo.
      Yo también creo que es un "modelo teórico" muy sencillo y eficaz. Para la acción social, para la política, para la vida.
      Para mi, efectivamente, la motivación es la clave del "querer", es lo que hemos de despertar y activar para que la gente quiera.
      Y pienso, en el tema que nos ocupa, que la gente de a pie quiere. Quiere unidad de las izquierdas. El problema está en las miserias humanas de quienes han de traducir esa motivación en actos.
      Un abrazote

      Eliminar
  2. Desde la "izquierda" solo cabe "Listas abiertas" y "WIKI PROGRAMÁTICA" sin eso, estamos anclados en el régimen del 78.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto esa misma mirada. Probablemente no es TODO lo necesario, pero si una parte imprescindible del camino hacia algo diferente.
      Un saludo

      Eliminar
  3. Querido Fernando, felicidades por tu exposición del cuestionamiento que, también a mi modo de ver, es el clavo sobre el que hay que martillar para construir una nueva manera de hacer política dentro de una democracia adulterada y obsoleta. Construir una política participativa, pasa por, y es mi opinión, acabar con los encasillamientos en izquierdas y derechas y centros. Hacer una política para y por el pueblo no necesita de ideologías. Necesita de compromiso y, como muy bien apuntas tú y los comentarios a tu post, de humildad, generosidad, creatividad, motivación, querer y saber, entre otros valores universales. No me cabe duda que la iniciativa solo puede surgir desde una visión y actitud más cercana a las luces de las muchas Estrellas de la “Galaxia Izquierdas”.
    Intención y presencia!!

    ResponderEliminar
  4. Eduardo (Lalo para los colegas)11 de junio de 2014, 12:34

    He podido oír la asamblea de Podemos en Cádiz a través del facebook y me hizo pensar en esto que dices en tu blog. Es verdad que todo este movimiento de "izquierdas" que está latente en nuestra sociedad está pidiendo a voces un cambio en las formas en que hasta ahora se está haciendo política. Pero a veces pienso que aún no está claro cómo quiere hacer ese cambio, y lo que es peor, aún no tiene las herramientas para ponerlo en práctica. La gente que participa en las asambleas y que propone quitar a fulanita para poner a menganita, la gente que plantea como mayor problema de los ciudadanos la vivienda, o el paro, o la mierda de las calles, o los acuerdos con la Junta de Andalucía, o el ruido en las calles, etc... me refiero a que a las personas (unas 300 personas participaron en la última asamblea de PODEMOS), les cuesta mucho separar lo individual de lo colectivo, y así no vamos bien. Se echan en falta discursos de personas que realmente sepan de lo que hablan y que contribuyan constructivamente al cambio tan deseado. ¿Te has planteado participar en este proceso en Cádiz? Me apunto contigo como futuro concejal de bellas artes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja!! Genio y figura, Eduardo (yo te seguiré llamando así, porque me parece más acorde con el respeto que se le debe a un padrino)!!

      Miro "de lejos" el proceso de PODEMOS y de otras iniciativas populares, con mucho interés y ganas de participar, con conciencia clara de que son otras personas más jóvenes quienes tienen que "liderar" (participativamente) esos procesos, con miedo de acercarme demasiado, no ser capaz de resistirme y acabar (como en otras ocasiones) implicado hasta las cachas...
      Me sorprende, como a ti, que sigan repitiéndose los mismos "tics" en la gente, en quienes "lideran" esos procesos, en quienes aprovechan cualquier ocasión para "hablar de su libro", en quienes nunca se dan por satisfechos/as (si no se hace lo que ellos/as dicen), en quienes no escuchan a las demás personas, en quienes no respetan las opiniones ajenas (a no ser que les den toda la razón a ellos/as), etc., etc.
      Es lo mismo que ocurría cuando vivía Franco. Es lo mismo que ocurre -a otra escala- en una junta de vecinos del bloque o en una asamblea de la asociación de vecinos. Mala educación democrática y participativa.
      Y no parece que la cosa tenga visos de cambiar, ni que a quienes "lideran" estos procesos les inquiete demasiado (siempre que se consigan los votos que se esperan).
      En fin, que la expectativa y la esperanza se mezclan con la desilusión y el escepticismo. Y mucha pereza (de viejo rockero) para ir más allá del interés, la escucha, las opiniones del blog, la participación en las movilizaciones, el voto...
      Aunque... si tu estás dispuesto a ir de concejal de bellas artes yo estoy dispuesto a ir de concejal de parques y jardines (para vigilar, desde un banco, a las palomas de la Plaza España).
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  5. Felicidades por tu post a ti Fernando en primer lugar y a todos los demás a los que no sólo conozco y quiero sino que comparto lo que estáis comentando.

    Fernando yo también me uno con Eduardo pero de concejal de fiesta; por lo menos vamos a vivir con alegría, como nos caracteriza, pero con mas conocimientos y consciencia.

    Yo estoy en pañales, y tengo hambre, aunque soy consciente que los cambios son lentos, desde todas las direcciones y empezando por uno mismo. Me apunto a ser una tortuguita guerrera.

    .! ayyy como necesitamos conocer más!!!!. Somos unos ignorantes en miles de temas y sobre todo en como vivir en sociedad a pesar de ser seres "humanos", que poco sabemos de humanidad, o .... mejor dicho sabemos demasiado por nuestra naturaleza animal con instinto de supervivencia.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Menchu! Todas estamos en pañales, no tenemos ni idea de como se construye un mundo mejor, aunque haya algunos y algunas que pretenden tener TODAS las respuestas y soluciones.
      Estoy contigo: alegría, lucha constante, solidaridad y apoyo mutuo... por ahí deben ir las cosas.
      Un besote

      Eliminar